Desayunos

Porridge con peras especiadas

Porridge con peras especiadas

No hay nada que me guste más que innovar en los desayunos. Por si no lo sabéis, es mi comida favorita del día. Además me parece muy importante que sea un momento tranquilo en el que te puedas sentar con calma a empezar el día con la actitud adecuada. Desde que tengo conciencia siempre preferí dormir un poco menos pero tener más tiempo para tomar el desayuno con tranquilidad y tener mi momento de relax antes del ajetreo. No me gustan nada los apuros a primera hora. Cuando tengo tiempo para mí y para desayunar bien, mi día cambia y de forma positiva.

Este porridge con peras especiadas es el desayuno perfecto para los meses más fríos. Te ayuda a entrar en calor, te llena y es muy equilibrado. Además huele de maravilla, llena la casa con un aroma especiado muy rico y está buenísimo. Si os gustan los desayunos de cuchara y calientes, también os dejo este con manzanas y especias, que se prepara un poco más rápido y está igual de rico.

Y ahora sí, vamos con el desayuno 😉

PORRIDGE CON PERAS ESPECIADAS

Porridge con peras especiadas

Ingredientes (para 1):

Para las peras especiadas

1 pera grande (tipo conferencia)

2 cucharadas de canela

1 cucharadita de jengibre

2-3 cucharadas de miel

Agua

Para el porridge

40 g de avena

1 vaso de agua

1-2 cucharadas de panela/miel/sirope de arce

1 pizca de sal rosa

1 chorrito de zumo de limón

1 cucharadita de canela

1/4 cucharadita de jengibre (opcional)

Toppings: yogur de vainilla, nueces pecanas.

Preparación:

Para la pera

La noche anterior dejaremos preparada la pera, ya que tarda entre 1 hora y 1 hora y media en estar lista. La pelamos y descorazonamos, la partimos a la mitad y la colocamos en un cazo. Echamos agua hasta que quede cubierta. Encendemos el fuego a tope y cuando el agua esté caliente añadimos la canela, el jengibre y la miel, removiendo bien para que queden bien mezclado todo.

Dejamos que hierva el agua y una vez lo haga bajamos el fuego a baja-media temperatura. Tapamos el cazo dejando la tapa algo inclinada para que salga el vapor y dejamos que se cocinen durante 1 hora aproximadamente, controlando de vez en cuando que el agua no se haya consumido del todo.

Una vez pasada la hora, comprobamos si están hechas o si necesitan algo más de agua para que se sigan cocinando. Estarán listas cuando estén blandas, con las especias totalmente integradas y el agua se haya convertido en un jarabe.

Una vez listas, retiramos del fuego, tapamos del todo el cazo y dejamos reposar por la noche.

Para el porridge

En un cazo ponemos la avena y el agua a fuego medio-alto. Cuando empiece a hervir añadimos la pizca de sal y el chorrito de zumo de limón. Removemos regularmente y dejamos que se cocine casi del todo. Si utilizamos panela o azúcar moreno este es el momento de echarla, si vamos a utilizar miel o sirope lo echaremos más adelante. Seguimos removiendo bien hasta que el agua se haya consumido.

Cuando esté cocinada del todo (unos 10 min. aproximadamente) retiramos del fuego y echamos la canela y el jengibre. Removemos hasta que esté todo bien mezclado. Si utilizamos miel o sirope en vez de panela o azúcar moreno es la hora de echarla, removemos bien aprovechando el calor residual para que se mezcle bien.

Servimos en un bol, colocamos la pera que hemos preparado la noche anterior (si se prefiere caliente se puede templar a la vez que se prepara el porridge). Echamos por encima algo del jugo que nos haya quedado en el cazo, dos cucharadas de yogur de vainilla cremoso (como el de Xanceda) y unas nueces pecanas.

Y ya tenemos listo nuestro desayuno especiado y perfecto para las mañanas frías de otoño 😉

Porridge con peras especiadas

¡Que aproveche!

 

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Olga
    1 Diciembre, 2015 at 11:22

    Me parece super original porque creo que la pera es la gran abandonada de los postres, no se suele utilizar mucho.

    Aunque he de reconocer que yo y la avena… No casamos muy bien…

    Besos

    • Reply
      Desirée
      1 Diciembre, 2015 at 19:01

      Yo debo confesar que el porridge (o las gachas) no me gustaban nada, pero al hacerlas con especias y miel quedan genial, parecen otra cosa.

      Y las peras así cocinadas están de vicio, valen para comer solas o acompañadas 🙂

      Un beso Olga!

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR